En virtud de la Ley de Mediación de Louisiana, se alienta a que las demandas civiles se resuelvan mediante el proceso de mediación. Un tipo de demanda civil que a menudo se resuelve a través de la mediación es un caso de lesiones personales. El proceso de mediación está orientado a que las partes resuelvan sus problemas sin comparecer ante un tribunal. Por lo tanto, en general, la resolución a través de la mediación es más rápida, fácil y económica que litigar una demanda en un tribunal.

¿Qué es la mediación?

La American Bar Association define la mediación como “un proceso privado en el que una tercera persona neutral ayuda a las partes a debatir e intentar resolver un conflicto”.

En este proceso, un mediador, la tercera parte independiente que asiste a las partes en un juicio, ayuda a reducir las cuestiones de un caso para determinar los puntos en los que las partes están realmente en desacuerdo. Este proceso implica en gran medida la negociación y la comunicación para trabajar en un único objetivo para que ambas partes lleguen un acuerdo cómodo.

¿Quién actúa como mediador?

Tal como se ha señalado anteriormente, el mediador es un tercero independiente que actúa como intermediario para ambas partes. Aunque un mediador sea neutral, no significa que las partes en la demanda lo desconozcan. Las partes deben acordar el uso del mediador para su caso.

Por lo general, los jueces jubilados o abogados privados que ejercen específicamente el derecho de la mediación actúan como mediadores en las demandas. En Luisiana, las calificaciones de un mediador civil se indican en La. R.S. 9:4106, que incluye lo siguiente:

  1. Una persona debe haber completado un mínimo de cuarenta horas de capacitación en un curso de mediador aprobado por el Comité MCLE o la Sección ADR, y debe tener licencia para ejercer la abogacía en cualquier estado durante no menos de cinco años; o
  2. Una persona, si no tiene licencia para ejercer la abogacía, debe haber completado un mínimo de cuarenta horas de capacitación en un curso de mediador aprobado por el Comité MCLE o la Sección ADR, y debe haber mediado en más de veinticinco conflictos o haber participado en más de quinientas horas de resolución de conflictos;

Si una persona se desempeñó como juez de distrito, apelación o corte suprema de Louisiana durante al menos diez años, no tiene que cumplir con las condiciones anteriores, pero ya no debe servir como juez para calificar como mediador.

¿Quién paga la mediación?

El costo de la mediación, que generalmente incluye el salario del mediador, el alquiler del espacio utilizado durante la mediación o cualquier otro gasto relacionado con el proceso de mediación, suele dividirse a partes iguales entre las partes.  Sin embargo, no es raro que el pago de los honorarios del mediador sea uno de los últimos elementos negociados durante una mediación.

¿Qué es el proceso de mediación en un caso de lesiones personales?

A diferencia de un juicio judicial, la mediación no consiste en convencer a un jurado, juez o mediador para que fallen a su favor. Todo lo contrario, el objetivo del proceso de mediación es que ambas partes lleguen a un acuerdo cómodo con la ayuda de un mediador.

Por lo general, el mediador colocará a cada parte en una habitación separada. Durante el proceso, el mediador pasa tiempo con cada una de las partes para discutir el caso. El mediador tendrá que desplazarse entre las salas para abordar cualquier novedad o proponer una resolución con base en su evaluación de dónde se encuentran las partes con respecto a su posición en el caso.

Sin embargo, también hay situaciones en las que un mediador puede sentir que necesita reunir a todas las partes en una sala para una sesión conjunta. Durante este evento, el mediador se dirigirá a cada una de las partes y las involucrará en una discusión productiva para llegar a una resolución.

¿Sustituye la mediación a un juicio judicial?

La respuesta corta es que puede…

La mediación está destinada a resolver problemas, lo que en un caso de lesiones personales significa que se llega a un acuerdo que sea aceptable para ambas partes. Esto significa que si una demanda se resuelve a través de la mediación, el caso se considerará resuelto y se respetarán los términos del acuerdo alcanzado a través de la mediación. No sería necesario un juicio.

¿Puede una parte iniciar una acción judicial si la mediación no tuvo éxito?

Sí, usted aún puede iniciar una acción judicial si la mediación no tiene éxito.

El objetivo final de la mediación es resolver la demanda. Sin embargo, hay situaciones en las que la mediación no puede resolver los problemas de un caso y las partes no pueden resolver. En estas situaciones, las partes en la demanda pueden entablar un litigio en los tribunales para resolver los problemas de su caso.

Por lo general, las partes en una demanda no renuncian a su derecho a presentar su demanda ante los tribunales si optan por recurrir a la mediación. Por lo tanto, una acción judicial sigue estando disponible para las partes si el proceso de mediación no funcionó en su caso.

Sin embargo, si la mediación tiene éxito y ambas partes en la demanda pueden llegar a un acuerdo, el tribunal considerará que el caso está resuelto y no se pronunciará sobre ningún asunto relacionado con la acción legal.

¿Se pueden utilizar los asuntos discutidos durante la mediación en los litigios?

Por lo general, no. Las mediaciones son privadas y confidenciales.

A menos que los asuntos discutidos durante el procedimiento de mediación se encuentren dentro de las excepciones legales, la información proporcionada durante el proceso no se puede utilizar en litigios posteriores.

Algunas de las excepciones legales incluyen:

  1. Cuando la divulgación sea necesaria para el enjuiciamiento penal;
  2. Cuando sea esencial para probar la coacción o el fraude que condujeron a la demanda;
  3. Establecer la existencia o los términos del acuerdo; y
  4. Cuando sea necesario imponer una sanción o disciplina al abogado en relación con el proceso de mediación.

Si usted o su ser querido son parte de un caso de lesiones personales, necesitarán una representación legal confiable para defender sus intereses. Nuestros abogados en lesiones personales altamente experimentados están preparados para guiarlo y ayudarlo en su caso. Llámenos al (225) 407-0777 o o haga clic aquí para contactarnos sobre una consulta gratuita. Nuestros abogados confiables en lesiones personales pueden ayudarlo a evaluar su caso, representar sus intereses y responder a cualquier inquietud que pueda tener con respecto a sus derechos en su reclamación por accidente. También podemos representarlo en su nombre en cualquier mediación para resolver su caso de lesiones personales.