Manutención del Cónyuge o Pensión Alimenticia

Manutención Conyugal o Pensión Alimenticia

El divorcio es difícil. Como parte del proceso, muchas decisiones deben tomarse de forma articulada e informada, ya que repercuten en la nueva vida de los miembros de la familia. Una de estas decisiones cruciales puede incluir la manutención del cónyuge o la pensión alimenticia.

Al igual que con cualquier asunto legal, tener un abogado con licencia que le ayude y le guíe con los asuntos legales es valioso para asegurar que sus derechos y el bienestar de su familia sean atendidos durante el proceso. Nuestros abogados experimentados están disponibles para responder a cualquier pregunta que pueda tener con respecto a la manutención conyugal y ayudarle a navegar por el complejo proceso de divorcio.

¿Qué es la manutención conyugal o la pensión alimenticia?

La manutención del cónyuge, o indistintamente denominada pensión alimenticia, es una obligación legal que ordena a uno de los cónyuges prestar ayuda económica al otro durante o después de la separación matrimonial o el divorcio.

Este tipo de ayuda financiera sólo está disponible para quienes estuvieron legalmente casados y que, en general, tenían por objeto prestar asistencia al cónyuge beneficiario para lograr la independencia financiera una vez finalizado el matrimonio.

¿Cuáles son los tipos de pensión alimenticia?

En Luisiana, los jueces pueden otorgar uno de los siguientes tipos de manutención conyugal: manutención provisional, periódica o permanente.

  • Un apoyo provisional es el apoyo temporal otorgado durante el proceso de divorcio y normalmente termina una vez finalizado el divorcio. Sin embargo, en circunstancias limitadas, un juez puede prorrogar la ayuda provisional por seis meses después del divorcio. Este tipo de manutención suele basarse en el estilo de vida del cónyuge beneficiario durante su matrimonio.
  • El tipo más común de manutención conyugal es la manutención periódica posterior al divorcio. Esta pensión alimenticia suele concederse cuando el cónyuge con ingresos inferiores o no ganadores puede ser autosuficiente, pero necesita tiempo y asistencia financiera para obtener independencia financiera.

Por lo general, el tribunal presume que ambos cónyuges trabajarán o reanudarán su trabajo una vez finalizado el divorcio. Sin embargo, en determinadas circunstancias, uno de los cónyuges puede haber perdido valiosas aptitudes laborales o se quedó en casa durante el matrimonio y tendría dificultades para obtener empleo después del divorcio. En este caso, el tribunal otorgará apoyo periódico hasta que el cónyuge beneficiario pase a la independencia financiera.

Sin embargo, es fundamental entender que este tipo de manutención conyugal se termina si uno de los cónyuges fallece o si el cónyuge beneficiario vuelve a casarse. En determinadas circunstancias, el tribunal puede rescindir la pensión alimenticia si el cónyuge beneficiario entra en una relación de cohabitación «similar al matrimonio».

  • Otro tipo de manutención conyugal es el apoyo permanente. Este tipo de pensión alimenticia es poco frecuente y sólo concede el tribunal si considera que el cónyuge beneficiario necesita ayuda financiera por un período indefinido después del divorcio. Esta ayuda suele concederse si el cónyuge beneficiario tiene una discapacidad que le impide obtener empleo para apoyar la independencia financiera, o en casos de edad avanzada.

¿Cuáles son los factores para determinar la pensión alimenticia?

En Luisiana, una pareja divorciada puede solicitar un divorcio sin culpa o basado en la culpa. En un divorcio sin culpa, la pareja está tratando de disolver su matrimonio sin acusar a uno de los cónyuges de mala conducta conyugal. Sin embargo, en un divorcio basado en la culpa, lo que significa que uno de los cónyuges comete mala conducta conyugal, incluyendo adulterio, abuso o condena por delito grave, entonces el cónyuge que presenta la declaración debe alegar y probar que el otro cónyuge ha cometido una mala conducta conyugal que causó el divorcio.

Si el divorcio se basa en la culpa y el cónyuge receptor no tiene culpa, entonces el tribunal evaluará los factores enumerados a continuación para determinar la cantidad y la duración de la manutención del cónyuge. Sin embargo, si el cónyuge beneficiario ha cometido adulterio o un delito grave durante el matrimonio, el tribunal puede limitar el pago de manutención del cónyuge.

Si el divorcio es sin culpa, el cónyuge beneficiario debe demostrar la necesidad de ayuda económica y que el cónyuge que lo mantiene puede pagar en el momento de la presentación. Posteriormente el tribunal tiene en cuenta los siguientes factores para determinar la cuantía y la duración de la pensión alimenticia del cónyuge:

  • Empleo y capacidad de obtención de ingresos de cada uno de los cónyuges
  • Cada una de las obligaciones financieras de los cónyuges, incluida la posible manutención de los hijos,
  • si las responsabilidades de custodia de cada cónyuge repercuten en la capacidad de obtención de ingresos
  • El tiempo que el cónyuge beneficiario necesita para adquirir una educación, capacitación o empleo adecuados para obtener independencia financiera,
  • La edad, la salud y el estado médico de cada uno de los cónyuges
  • Posibles consecuencias fiscales para cualquiera de los cónyuges,
  • Duración del matrimonio, y
  • Si hay antecedentes de abuso doméstico por parte del cónyuge de apoyo contra el cónyuge o los hijos beneficiarios. Es importante señalar que este factor se aplica incluso si el cónyuge de apoyo no ha sido declarado culpable ante el tribunal.

¿Cómo se paga la manutención conyugal?

Existen dos formas en que se paga la manutención conyugal: periódicamente mediante una orden de retención de ingresos o mediante una suma global.

Normalmente, los tribunales ordenan que el cónyuge de apoyo pague una pensión alimenticia periódicamente al cónyuge beneficiario mediante una orden de retención de ingresos. En virtud de una orden de retención de ingresos, el empleador del cónyuge alimentante deduce los pagos de manutención de la nómina y los remite al tribunal. Este tipo de pago puede ser quincenal, mensual o semestral y no superar el 30% de los ingresos netos del cónyuge sostuviente.

Sin embargo, un tribunal puede ordenar que el cónyuge de apoyo pague una pensión que supere el 30% y en una suma global si el cónyuge que lo sostiene ha cometido violencia doméstica contra el cónyuge beneficiario o sus hijos durante el matrimonio.

Otras circunstancias en que el tribunal puede otorgar una suma global son las siguientes:

  • Si el cónyuge de apoyo no tiene un empleo estable pero tiene bienes que satisfagan las necesidades del cónyuge beneficiario
  • Si el cónyuge beneficiario solicita el reembolso y puede probar sus contribuciones financieras para la carrera o educación del cónyuge de apoyo durante su matrimonio. Es crucial señalar que este tipo de pago no termina con el fallecimiento de ninguno de los cónyuges ni el nuevo matrimonio del cónyuge beneficiario.

¿Pueden modificarse las órdenes de pensión alimenticia?

Generalmente, sí. Pero sólo si hay un cambio material en las circunstancias.

Un tribunal puede revisar una orden de manutención provisional, periódica o permanente si una de las partes puede demostrar un cambio material en sus circunstancias desde la última vez que se ordenó la manutención del cónyuge.

Un cambio material se refiere a una disminución o aumento sustancial de la capacidad del cónyuge que sostiene para pagar la orden de pensión alimenticia o las necesidades del cónyuge sostenido. Un cambio material generalmente cubre la pérdida de empleo o la degradación de su empleo sin culpa propia, o esfuerzos razonables para obtener empleo o medios para sostenerse a sí mismos.

En el marco de este proceso, el juez evaluará la manutención conyugal ordenada para garantizar que sea justa y apropiada para ambos cónyuges. Si el juez determina que el cambio en las circunstancias es sustancial, puede aumentar, disminuir o incluso terminar la manutención conyugal.

Contemplar o pasar por un divorcio es tanto emocional como desafiante mentalmente. Si usted necesita orientación y asistencia para navegar por el proceso de divorcio, especialmente el tema de la manutención del cónyuge, no dude en llamarnos al (225) 407-0777 para concertar una consulta.

CONTACTE A UN ABOGADO DE DERECHO FAMILIAR HOY

El bufete de abogados de Rusty Messer & Associates maneja todo tipo de reclamos por lesiones personales en Louisiana. También manejamos reclamos y casos relacionados con inmigración, defensa criminal por delitos graves y derecho de familia. Nuestras décadas de experiencia en leyes de lesiones personales en Louisiana nos permiten representar con éxito a todos nuestros clientes con un enfoque práctico personalizado.

Si usted o un ser querido ha resultado lesionado en un accidente causado por acciones descuidadas, imprudentes o negligentes de otra persona o entidad, es posible que tenga derecho a una compensación. Comuníquese con un abogado de Rusty Messer & Associates hoy mismo al (225) 963-9638 para programar una consulta gratuita.

Llame para una cotización:

(225) 963-9638

Más áreas de práctica

Inmigración

Lesiones Personales

¿Preguntas o inquietudes?

 

Rusty Messer & Associates estará contigo en todo momento, por eso te recomendamos que nos escribas en el formulario de contacto.