¡Llámenos para una consulta gratis!

+1 (225) 963 9638

Tipos más comunes de accidentes de construcción.

El trabajar en obras de construcción es uno de los empleos esenciales en los Estados Unidos. Ya que preparan el camino para el desarrollo y el progreso de la sociedad, tanto en las necesidades industriales como en las residenciales de la comunidad. Además, trabajar en una obra de construcción puede ser gratificante desde el punto de vista económico. Sin embargo, por otro lado, el trabajo en las obras de construcción es intrínsecamente peligroso. Por ello, existen numerosas precauciones y normas de seguridad para tratar de minimizar estos peligros. Sin embargo, no todas las situaciones de peligro pueden evitarse, dada la naturaleza del trabajo y del lugar. Por tanto, los riesgos asociados al trabajo en la construcción no deben ser tomados a la ligera por quienes trabajan o están interesados en el sector de la construcción, ya que estas lesiones pueden ser mortales o poner fin a su carrera.

Algunas de las lesiones más comunes y peligrosas que se producen en una obra de construcción son las siguientes:

Resbalones y caídas

Los resbalones y las caídas son sucesos peligrosos comunes en una obra de construcción, ya que la naturaleza del trabajo requiere que los trabajadores trabajen en lugares altos o utilicen escaleras y grúas. Además, las obras de construcción pueden ser propensas a los resbalones, ya que están llenas de escombros.

Los resbalones y las caídas pueden causar lesiones graves, como traumatismos cerebrales y craneales, roturas de huesos y lesiones en la espalda y la columna vertebral.

Caída de objetos

Como se ha señalado anteriormente, es habitual que los trabajadores de la construcción trabajen desde lugares elevados mientras utilizan herramientas. Dada la naturaleza de este trabajo, es lamentable pero no inaudito que las herramientas o los materiales que se utilizan en un proyecto caigan desde un lugar elevado a los trabajadores que trabajan en una zona más baja.

Estos accidentes pueden causar lesiones como traumatismos cerebrales y craneales, rotura de miembros o incluso la muerte.

Electrocuciones

Los cables eléctricos expuestos también son habituales en las obras. Por ello, las electrocuciones son lesiones habituales en las obras si los cables eléctricos se manipulan mal o no se aseguran adecuadamente.

Las electrocuciones pueden causar lesiones graves, como quemaduras, e incluso la muerte a los trabajadores de la construcción.

Accidentes de vehículos y maquinaria

La maquinaria pesada y los vehículos también son habituales en las obras, ya que son herramientas esenciales para que los trabajadores de la construcción realicen su trabajo. Sin embargo, la maquinaria pesada supone un riesgo peligroso para los trabajadores de la construcción si funciona mal o les golpea accidentalmente.

Estos accidentes con maquinaria pueden causar huesos rotos, lesiones en la espalda y la columna vertebral, traumatismos cerebrales y craneales, daños en los ojos y la vista, o incluso la muerte a los trabajadores de la construcción.

Derrumbes en el suelo

Durante la excavación, los trabajadores de la construcción deben excavar una zona importante del terreno. Dependiendo de la tierra y de su consistencia, la excavación puede hacer que la zona circundante se torne inestable. A menudo, esto puede hacer que el suelo se derrumbe y puede atrapar, herir gravemente o fatalmente a los trabajadores que se encuentran en las proximidades.

Exposición química

Los trabajadores de la construcción también están expuestos a numerosas sustancias químicas en una obra. Algunos de estos productos químicos son, entre otros, el PVC, el mercurio, el plomo y los retardantes de llama, los plaguicidas, las sustancias para el control de plagas, el combustible y los aceites mecánicos, las aguas residuales y el alcantarillado.

La exposición prolongada a estas sustancias químicas puede causar daños físicos y psicológicos a los trabajadores de la construcción, incluidos cánceres, enfermedades neurológicas, problemas reproductivos, lesiones endocrinas e incluso la muerte.

Si se ha lesionado en una obra de construcción mientras realizaba su trabajo, debe seguir los siguientes pasos para asegurarse que sus derechos están protegidos y su salud y seguridad se toman en serio:

  • Evalúe sus lesiones y busque atención médica. Tan pronto como sufra un daño, debe evaluar su lesión y buscar atención médica de inmediato. Incluso si la lesión parece menor, es importante obtener asistencia médica para descartar cualquier traumatismo subyacente que pueda no ser físicamente evidente en el momento del accidente.
  • Documente sus lesiones. Es esencial documentar su accidente y los daños que ha sufrido como parte de su reclamación. Puede hacerlo tomando fotos y vídeos de sus lesiones. Si es posible, también debe tomar fotos y vídeos del entorno donde se ha producido la lesión en el momento del accidente. Y lo que es más importante, guarde los documentos que le haya proporcionado su proveedor médico, ya que los necesitará cuando presente su reclamo.
  • Informe del accidente y de sus lesiones al supervisor de la obra. Una vez que pueda, debe informar del accidente al supervisor de la obra. Sin embargo, no debe dar demasiada información; en su lugar, proporcione un informe veraz y detallado de lo ocurrido en el accidente. Su abogado puede ayudarle a preparar lo que debe revelar cuando informe del incidente al supervisor de su centro.
  • Contacte a un abogado en lesiones personales. Dadas las responsabilidades, y las legalidades que rodean a las lesiones sufridas en las obras de construcción, resulta importante buscar una representación legal de confianza tan pronto como se haya lesionado para asegurar que sus derechos y reclamaciones estén adecuadamente protegidos. Nuestros abogados de confianza especializados en lesiones personales pueden ayudarle en esta tarea.

Si usted o un ser querido se ha lesionado en una obra de construcción, necesita un abogado de confianza a su lado. Nuestros abogados especializados en lesiones están aquí para guiarle y ayudarle en su caso. Llámenos al (225) 963-638, o puede hacer clic aquí para programar una consulta. Nuestros confiables abogados en lesiones personales pueden ayudarlo a evaluar su situación, representar su reclamo y responder cualquier inquietud que pueda tener con respecto a su demanda.
[/et_pb_text][et_pb_code _builder_version=»4.15.1″ _module_preset=»default» hover_enabled=»0″ sticky_enabled=»0″] [/et_pb_code][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]