¡Llámenos para una consulta gratis!

+1 (225) 963 9638

Diez secretos para obtener la mayor cantidad de dinero por un reclamo de accidente automovilístico

Si usted ha sido herido en un accidente automovilístico, probablemente tenga muchas preguntas. Una de las preguntas más frecuentes que recibo es “cuánto vale mi caso». Mientras que cada caso es único y es difícil saber el valor de un caso específico sin conocer todos los hechos y sin hacer alguna investigación, en mis años de trabajar con casos de lesiones he aprendido algunas cosas que pueden afectar la cantidad que usted realmente recibe. A continuación, encontrará diez cosas que recomiendo a cualquier persona que se haya lesionado en un accidente automovilístico.

No haga una declaración a la compañía de seguros

Después del accidente, la compañía de seguros de la otra parte probablemente lo llamará e intentará que usted dé una declaración. No les digas nada. Desde el primer día la compañía de seguros está tratando de minimizar su pérdida. A menudo, justo después de un accidente, usted no se da cuenta de lo graves que son sus lesiones. Un ajustador puede preguntarle cómo está y usted le responde «bien» sólo para despertar al día siguiente y darse cuenta de que tiene mucho dolor. Cuando llegue al juicio, puede apostar a que tendrán una llamada grabada suya diciendo que se sintió bien justo después del accidente.

Obtenga tratamiento médico

Debe ver a un médico inmediatamente después de su accidente, incluso si no cree que está herido. A menudo, justo después de un accidente, se siente lleno de adrenalina y no se da cuenta de que ha sufrido una lesión. Puede tomar un par de días o incluso a veces un par de semanas para que se dé cuenta de la gravedad de sus lesiones. Una vez que vea a su médico, debe asegurarse de recibir cualquier terapia o tratamiento de seguimiento que él o ella le recomiende. Asista a todas sus citas y siga las órdenes de su médico.

Hable con su médico acerca de todas sus lesiones

Asegúrese de decirle a su médico que tuvo un accidente y sobre todo lo que le duele. No piense que el dolor en su pie izquierdo es mínimo porque usted está enfocado en el dolor de su espalda. Pueden estar conectados. Siempre es un problema cuando un paciente va a ver a un médico por el dolor de espalda, pero se olvida de decirle al médico que estaba en un accidente y se sentía bien antes de eso. Es importante que el médico relacione sus lesiones con su accidente. Muchas veces un ajustador de seguros valorará sus lesiones justo sobre lo que está detallado en sus registros médicos.

Lleve un diario de sus lesiones y de cómo están afectando su vida

La gente tiene una manera de minimizar las malas experiencias en el pasado. Ahora mismo, su dolor puede ser insoportable, pero dentro de seis meses, cuando mire hacia atrás, puede que no recuerde lo malo que fue. También puede olvidarse de ese viaje que perdió o de cómo no pudo ir a bailar durante tres meses. Asegúrese de anotar regularmente el dolor que está experimentando y cómo ese dolor le está impidiendo disfrutar de su vida.

Asegúrese de que su abogado sepa de cualquier accidente o lesión anterior que haya tenido

El haber sufrido lesiones previamente en un accidente no significa que no tenga derecho a recuperarse por lesiones nuevas o por agravamiento de lesiones preexistentes. Sin embargo, usted no quiere que su abogado se sorprenda cuando la compañía de seguros presenta los registros médicos de un accidente anterior y los use para argumentar que el valor de su caso es más bajo de lo que su abogado ha estimado.

Cuidado con los espías

Más de una vez he tenido compañías de seguros que envían investigadores privados para espiar a mis clientes. La compañía de seguros tratará de tomar fotos de usted cortando su césped o recogiendo un artículo pesado en una tienda de comestibles y luego usará esas fotos para argumentar que usted no se ha lesionado tan gravemente.

Asegúrese de que está reclamando sobre todos los seguros disponibles

Muchas veces el seguro para el conductor culpable puede no ser el único seguro que está disponible. ¿Tiene usted cobertura contra conductores sin seguro? El conductor culpable: ¿estaba en un vehículo de trabajo o en un vehículo personal, pero haciendo un recado relacionado con el trabajo?, o ¿estaba en un coche alquilado y usó una tarjeta de crédito para alquilar ese coche? Puede haber otras fuentes de seguro disponibles para pagar por sus lesiones.

Manténgase alejado de las redes sociales

Las compañías de seguros son famosas por obtener fotografías de Facebook u otros sitios de redes sociales para usarlas en el juicio en un intento de disminuir el reclamo de una persona lesionada. Digamos que se lesionó el cuello en un accidente de auto. No querrá que lo vean dos semanas después en kayak y haciendo senderismo. No permita que sus mensajes en las redes sociales se conviertan en evidencia para ser usada en tu contra.

Conozca su límite de tiempo

Cada estado cuenta con una limitación en cuanto al tiempo que una persona lesionada tiene para presentar una demanda. Si usted no presenta su demanda durante ese tiempo, es probable que no se le permita presentarla y que la compañía de seguros no tenga que pagarle ni un centavo. En Luisiana, el tiempo para presentar una demanda es generalmente de un año. En Texas, donde también tengo licencia, el tiempo para presentar una demanda es de dos años a partir de la fecha del accidente.

Contratar a un abogado

Un abogado con experiencia en lesiones podrá ayudarle a maximizar su recuperación. Un estudio realizado por una organización de investigación financiada por un seguro muestra que las víctimas lesionadas que fueron representadas por un abogado recibieron más de tres veces la cantidad que las personas que manejan sus reclamos por sí mismas. Ese mismo estudio mostró que casi el 85% de todos los pagos hechos por reclamos de lesiones físicas se entregaron a las partes lesionadas que fueron representadas por un abogado. Contratar a un abogado con experiencia probablemente aumentará sus posibilidades de obtener más dinero por sus lesiones.

Para más información, o si desea discutir su caso, comuníquese con nuestra oficina al (225) 407-0777 para programar una consulta sin costo. Atendemos casos de lesiones todos los días y hemos ayudado a nuestros clientes a recuperar millones de dólares.